Violencia contra la mujer

La Violencia contra la mujer ha sido una prioridad permanente para la defensa local, creando programas y servicios a través del movimiento de la YWCA. Como uno de los más grandes movimientos de mujeres globales, la YWCA Mundial tiene la capacidad para desempeñar un papel crucial en la vigilancia de la aplicación de los compromisos internacionales a nivel local e internacional. A través del trabajo de la YWCA sobre la violencia contra la mujer, el movimiento busca asegurar que los derechos de las mujeres, jóvenes y niñas sean promovidos y protegidos mediante actividades de promoción, programas y servicios. La YWCA Mundial reconoce que la violencia afecta la vida de la mujer en espacios públicos y privados y debe abordarse en múltiples niveles.

La YWCA pretende asegurar a mujeres, jóvenes y niñas la capacidad de reclamar sus derechos como poderes líderes, tomadores de decisión y agentes en responder a los problemas que afectan a sus vidas y comunidades y en este contexto, respondiendo a la violencia en el ámbito público y privado. Su objetivo es movilizar el liderazgo transformativo de la mujer hacia este fin, para abogar por los derechos de la mujer y promover el acceso a la programación basada en los derechos y servicios a nivel comunitario, que tratan exhaustivamente derechos, salud sexual y reproductiva, VIH y violencia contra la mujer.